logo

Tag

paisaje marino

Playa Larga, 270º Oeste

“Playa Larga, 270º Oeste” © J. Bengoetxea 2019

Siempre sospechó una estúpida relación entre el ritmo de las olas, el paso de las nubes, y la longitud de aquella playa.
¡Algo que parecía tan evidente al fotografiarlo! Algo que la realidad se disputaba con el sueño. Algo que nunca existió y que era, a la vez, enormemente real.

Conseguía verlo en Playa Larga cuando estaba Solo. ¡Sola-mente!

Quizá lo único real sea La Forma, y la fotografía, en un solo instante, parece declararlo. Un momento antes y un momento después se desvanece …Y aguarda allí de nuevo.

 

Encuentro —sin génova— en Bahía Negra.

“Encuentro —sin génova— en Bahía Negra”  © J. Bengoetxea 2019

Las fotografías no son textos. Lejos de esto son solamente “los puntos del texto”, esos silencios cortitos.

Quizá los saltos de párrafo en ocasiones. Un vacío pequeño donde las historias se adhieren y se relatan una y otra vez: sin principio, sin final, siempre renovadas, cambiantes, …una y otra vez. Vacías al fin para poder ser olvidadas.

Cayo de los Huesos. Velas negras

“Cayo de los Huesos. Velas negras”  © J. Bengoetxea 2019

La isla de los lotófagos

“La isla de los lotófagos” © J. Bengoetxea 2019

Diagrama para atravesar fantasmas de ballena: la verga del tangón

“Diagrama para atravesar fantasmas de ballena: la verga del tangón” © J. Bengoetxea 2019

Como con una vieja “verga de telégrafos”, la palabra cruza un fantasma —su silueta— con una fina línea. La forma revela la palabra y el fantasma es atravesado. Los fantasmas anteriores a la palabra habitan una fotografía. ¡Buscan palabras!.

Tal vez aquel “no lugar” de la forma donde la historia se renueva una y otra vez… sin cesar.


“El ojo que ves no es / ojo porque tú lo veas / es ojo porque te ve” 
Machado

¿dónde nacen las olas? Puertoescondido

“¿dónde nacen las olas? Puertoescondido” © J. Bengoetxea 2019

Las olas nacen de un muro cuando hay niebla en Puertoescondido.

 

Sobre olas negras en mares dormidas

“Sobre olas negras en mares dormidas”  © J. Bengoetxea 2019

(ensayo: despertar a una ola negra)

Paisaje sencillo con rocas y nubes

“Paisaje sencillo con rocas y nubes”  © J. Bengoetxea

Playa Velasnegras

“Playa Velasnegras” © J. Bengoetxea

La Estacademares

En más de una ocasión el artesano quiso describirle al lisiado capitán en qué consistía —según sus investigaciones— ese extraño mecanismo de Anticitera  que lograba sostener nubes blancas sobre la línea del horizonte. Insistía en la importancia de mirar de tal manera que, una estaca cualquiera, se interpusiera como columna de la línea. Eso solamente podía hacerse los días despejados con viento del suroeste.

En el momento en el que la declinación de la cerca empujaba hacia arriba el horizonte, siempre aparecía una nube blanca. Solamente unos pocos segundos, pero los necesarios para poder advertir la improbable certeza de que realmente fuese esa la causa…y ninguna otra. 

Concluyó: “el horizonte es un lugar poblado de incertidumbre que es necesario apuntalar siempre con la mirada”

De “Postales de un zapatero veneciano”