logo

Tag

narrativa

Diente de dragón; el árbol; tormentas

“Diente de dragón; el árbol; tormentas” © J. Bengoetxea 2009

Al anochecer, en octubre: uno tras otro… los temporales de otoño.
¿El árbol había sido testigo del suceso que hizo que la roca le señalase?
¡¡Los dos!! Nunca supieron nada el uno del otro…

La mar y el viento empujan en la misma dirección. ¡Tampoco se conocieron nunca!

En esta misma ensenada, ya tiempo después, le conté a mi hijo una historia de un dragón que perdió un diente en una batalla larguísima sobre las olas. Su diente cayó y quedó clavado en la arena.

El dragón nunca venció a la tormenta. Protegió al árbol. El protagonista de ésta fotografía es un dragón.

dientededragon

Nostalgia efímera

Fotografiar es desencadenar una narrativa nostálgica sobre algo que nunca ocurrió: íntimamente sabemos que no ocurrió, y de ahí el “dolor” que la palabra incluye en su significado etimológico.

Las fotografías siempre señalan “lo que pudo haber sido” proyectado en el futuro. Señalan una narrativa suspendida, un sueño activado por un objeto. Un objeto mágico (la fotografía), una suerte de sortilegio que libera la parte secreta de un recuerdo. La acción suspendida la hace efímera; el secreto nostálgico la hace eterna.

La fotografía es revolucionaria…sin duda. Pero no lo es por adivinar futuros posibles, sino por reescribir pasados falsos actualizados en el presente.

Nos empeñamos en usar las palabras para “revisar” fotografías, pero son las fotografías las que revisan/revelan las palabras. Quien no lo sepa podrá quedar, así, momentáneamente atrapado en la apariencia de una imagen.

Etimología
Nostalgia: “regreso al dolor”

“Nostalgia efímera” © Joseba Bengoetxea 2015

nostalgia