logo

Luz líquida. Alarabi

“Luz líquida. Alarabi” © J. Bengoetxea 2007

Alarabi —también conocido como Tartalo— nunca había visto la mar.

Lanzaba piedras enormes a los montes próximos y esperaba, siempre atento, el eco del golpe. Un día, lanzó una roca tan lejos, que la perdió de vista. Tras un tiempo mayor que el usual, le llegó un extraño eco. Quedó perplejo y quiso saber dónde había caído. Aquel día descubrió tras el último monte una extraña llanura de hierva líquida de color azul. Pensó que era una alucinación, quizá un error de su vista: tenía un único ojo y, de cuando en cuando, sospechaba que él no veía los que veían los demás…Quedó fascinado.

Meses después se pudo leer esto en el interior de una de las cuevas de Muski:

"lo que veo sólo es el eco de un gran chorro de luz que se estrelló en el agua de un mar que se agita dentro mi propio ojo. Mi condena es el regalo de un paisaje único, ese que mi único ojo me enseña en ausencia de otro ojo que lo desmienta…"

Continuaba con frases incomprensibles y garabatos confusos.

 

Nota: la fotografía adjunta es una reproducción digital extraída de un cuaderno de anotaciones recuperado de una cueva de Muski en 2007

Ogoño, Matxitxako

“Ogoño, Matxitxako”: Archivo 2009 / © J. Bengoetxea

ogonomatxitxako

Sobre nubes y banderas

“Sobre nubes y banderas” © J. Bengoetxea 2009

nubesybanderas

 

Músico sobre el río: la mirada

“La fotografía es una pregunta ciega sobre la mirada del OTRO”
Músico ciego sobre el puente, Donostia  © J. Bengoetxea 2004

musicosobreelrio

Diente de dragón; el árbol; tormentas

“Diente de dragón; el árbol; tormentas” © J. Bengoetxea 2009

Al anochecer, en octubre: uno tras otro… los temporales de otoño.
¿El árbol había sido testigo del suceso que hizo que la roca le señalase?
¡¡Los dos!! Nunca supieron nada el uno del otro…

La mar y el viento empujan en la misma dirección. ¡Tampoco se conocieron nunca!

En esta misma ensenada, ya tiempo después, le conté a mi hijo una historia de un dragón que perdió un diente en una batalla larguísima sobre las olas. Su diente cayó y quedó clavado en la arena.

El dragón nunca venció a la tormenta. Protegió al árbol. El protagonista de ésta fotografía es un dragón.

dientededragon

El sueño del “capitánAhab”

“El sueño del capitánAhab” © J. Bengoetxea 2016

…cómo Ahab contempla, atormentado, la torreta emergente del Nautilus.

elsuenodeachab

Paisaje sencillo. El navegante

“Paisaje sencillo. El navegante” © J. Bengoetxea 2016

elnavegante

Paisaje sencillo. Tres rocas

“Paisaje sencillo. Tres rocas” © J. Bengoetxea 2016

paisajesencillo3

Paisaje sencillo

“Paisaje sencillo” © J. Bengoetxea 2016

paisajesencillo