logo

Ola negra

“Ola negra” © J. Bengoetxea 2018

Punta del Este, Canarreos

“Punta del Este, Canarreos” © J. Bengoetxea 2017

mar antiguo sin gobierno

“mar antiguo sin gobierno” © J. Bengoetxea 2015

[…]

Ojalá merezcamos no tener gobierno, en ningún país del mundo. Acaso un mínimo de gobierno… (Jorge Luis Borges)

bosque de palmeras

“bosque de palmeras” © J. Bengoetxea 2011


la terraza

“la terraza” © J. Bengoetxea 2014

la marea

“la marea” © J. Bengoetxea 2015

Un día descubres que siempre que fotografías aparece “otra cosa”. Después descubres que no tienes poder alguno sobre ello…salvo el de estar allí para poder verlo/fotografiarlo. Luego te preguntas aún mas y “el secreto” crece. Poco a poco te acostumbras a ignorarlo casi todo y dejas que ese proceso en marcha diluya tu voluntad. Entonces, cuando ya no sabes nada, una fotografía aparece para sorprenderte …pero solamente si tienes mucha suerte.

Lo que te sorprendió nunca —nadie mas— conseguirá verlo, pero una MAREA de incertidumbre se habrá puesto en marcha.

 

Bernard Plossu. Fotografía e Incosciente

Bernard Plossu. Fotografía e Incosciente from Vicky Mendiz on Vimeo.

— La fotografía es el encuentro del sabio con el loco…

— El fotógrafo es el cuerpo! Es la fotografía que TE haces, no la fotografía que haces…

— No es una tercera dimension, es algo misterioso…

— ¿Tomar una foto o hacer una foto? ¡…es VER una foto!

— …vas a dormir bien después de hacer una foto como esa…¡has visto algo de belleza!

Bernard Plossu

Incertidumbre

“Incertidumbre” © J. Bengoetxea 2017

Es necesaria la atención y la ausencia de juicio. Es la emoción.
…acceder desde la incertidumbre al vacío para llenarlo de encantos como decía Oteiza.

¡Como dejar que la mirada se agote!

 

Historias de la esfera rota

“Historias de la esfera rota” © J. Bengoetxea 2009

¿Un hotel para Puppy…? Gran Hotel Domine

El Gran Hotel Domine estrena web, pero sobre todo está de estreno con su total renovación interior.

Un reportaje fotográfico de ¿un hotel para Puppy? …esa sensación da seguramente al turista cuando lo observa viniendo desde el puente de La Salve, o desde la Plaza de Euskadi. Invita ineludiblemente a ese juego con el teleobjetivo montado en cámara.

En el interior, un renovado estilo ¨british” de la mano de Foraster arquitectos. La suite estrella, Penthouse Suite,  lleva “foto” incluida en sus 80 metros cuadrados con un ventanal y una terraza que encuadra las crestas cegadoras del museo Guggenheim.

El lugar de reunión, de encuentro o de relajo, el Sixty One, plagado de simetrías y juegos visuales que acogen y animan al viajero a pensar su viaje, a recuperar la retina seguramente excitada por el empacho o el vértigo de un Bilbao lleno de brillos. Casi síndrome de Stendhal para los poco acostumbrados a esa cosa peculiar que engancha la mirada e invita siempre a volver.