logo

Las postales del miedo

Las postales del miedo © J. Bengoetxea 2019

Pero quedaban muchas postales sin enviar. “Las postales del miedo”: así las llamó el veneciano.

Ese tipo de postales que uno escribe sin pensar en destinatario concreto; esas postales que uno teme que no serían entendidas. Quizá ni siquiera uno mismo logra entenderlas del todo. Son postales que se guardan, que no se rompen. No se tiran. Postales que si algún día aparecen de nuevo en el fondo de un cajón, nos hacen fruncir el ceño con extrañeza, como si las viésemos por primera vez. Y es entonces cuando no necesitas ya pensar porqué no llegaste a enviárselas a nadie: 

¡Nadie las esperaba! Fue por eso. 

Ya no importa…