logo

El capitán Ogoño

“El capitán Ogoño” © J. Bengoetxea 2004

Viejos galeones vascos con su branque hundido entre las nubes…no es zozobra la suya, es navegar del revés.

Son historias de la inédita biblioteca de postales —fotografías— que un zapatero veneciano enviaba al capitán del Essex. En realidad están remitidas al capitán Ahab, no a George Pollard, Jr. En todo caso, hay pruebas documentales fehacientes de que llegaron a su destinatario…fuera el uno o el otro.

El Essex naufragó el 20 de noviembre de 1820. Dicen que tres supervivientes alcanzaron isla Henderson (…actualmente atestada de plásticos) y, una semana después, agotaron sus reservas de tabaco, lo que produjo escaramuzas sangrientas mientras iban estrechando sus días.

Y no es cierto el dato de que la fotografía no existía en tiempos del Essex. ¡Otra falacia mas de la historia!

Escribir comentario

*