logo

Salitre en el Espejo

Hay una creencia tan justificadamente heredada como falsa en fotografía: los fotógrafos, a menudo, creen que las fotos  “se toman”, como si de un asedio o de un robo se tratara, como una casualidad esperada con pericia por el autor, como una caza, como un préstamo que la realidad nos hace, como un trofeo.

Pero, yo al menos, nunca he podido tomar ninguna foto. Solo las espero, las descubro, las construyo…en ocasiones muy contadas también siente uno (lleno de arrogancia) que las “revela”.

salitre

La fotografía está mucho mas relacionada con los antiguos recolectores: ni con cazadores, ni con sedentarios agricultores tampoco.

Hacer fotos es, sencillamente, creer anticipadamente que existen; mas que en algún lugar, mucho mas, se trata de creer que, de una indeterminada manera, existen.

  1. Francisco Fernández

    Hola, no se debe abusar tanto de la varita mágica…claro, la coges y vas poniendo una roca aquí otra allá, otra acuyá. Y eso una y otra vez. Luego un horizonte…que si lo cambas (doblas) que sino..añades luz, color…lo desdibujas. Entonces lo miras todo (no es lo mismo mirar que ver) y zaaaaaaas…foto a la existencia.

    Eso toca el corazón a los mortales…pero siempre los innombrables se aparecen para ver si le sobra aire por allá si el horizonte, si el procesado…leches, no saben de la magia, ni de la varita…los bobos creen que usas el programa ese…como le dicen? potochó???. Un fuerte abrazo

  2. Marta G.Brea

    Creo que las fotografías surgen de tu forma de ver el mundo. En mi caso debo ser siempre fiel a la realidad, y a la vez no puedo evitar mi sello personal. Gran contradicción.