logo

Vuelo Rojo

Casi como una sopa de vuelo de gaviotas, la luz roja dibuja histogramas impensables, superpuestos, imprevistos.
Preparas minuciosamente la toma: enclave de cámara, medición “exacta”, horizonte estable…y, de pronto, una gaviota vuela.

La fotografía tiene un histograma oculto: lo improbable modifica la toma y te muestra la foto.

vuelorojo

Pero todo lo que el fotógrafo hace ajeno a lo improbable, en realidad, lo acoge, casi lo hace posible.
Los chamanes, ni curan, ni saben…probablemente, pero son conscientes de la proximidad constante de lo “improbable”… probablemente.

  1. Hugo

    Joseba me gusta como te ha quedado tu nueva pagina, la veo muy limpia y eso me gusta, ademas de muy fina diría yo, me gusta, ya esta en favoritos…saludos