logo

La forma es el contenido

Muy especialmente es la fotografía en Blanco y Negro la que “revela” este modo de apropiación del referente en la que la forma es, a la vez, el significado, el “qué”.

Esto es evidente cuando descubrimos que no es necesaria ninguna condición especial para que una buena foto surja; solo depende en esencia de “cómo” la hagamos.

Buscar entre la escala de grises es puro “cómo” que, a veces, se revela como significado, no como significante:

El “cómo” es el “qué”…

  1. emiliohm

    Y tan cierto amigo Joseba que en muchas ocasiones la belleza de una fotografía no está en lo que podemos apreciar visualmente.
    Tengo fotografías que yo amo y que a nadie le gusta. Imágenes para las que tengo una historia, un cómo se hizo que es más importante que lo se puede ver. Pero eso sólo lo suele conocer el fotógrafo que estuvo allí, que vivió aquello, que guardó la imagen aún sin revelar con tanto aprecio que cruzaba los dedos para no perderla, que la vió gestarse en la cabeza y luego la parió en el ordenador o en el laboratorio.
    Un abrazo

  2. Luis Miguel

    El blanco y negro es en sí mismo una abstracción de la realidad que nos permite convertir al “mensajero” en protagonista, en mensaje puro y duro. Y gracias a la tecnología digital, los que no somos gurús de laboratorio podemos disfrutar de un blanco y negro decente.
    Me gusta que hayas respetado al pescador con la caña enhiesta entre sus manos…

    Sdos.

  3. Juan Carrasco

    Totalmente de acuerdo con vosotros. A la hora de buscar sentido al acto fotográfico y a lo fotográfico mismo no podemos disociarnos de las circunstancias que aglutina una imagen, y que son personalisimas para la persona que realizó la fotografía y que la rememora y revive con el trascurrir del tiempo creando el aura. Es como si nos olvidáramos de que esa imagen existe o existió en realidad, como si ya sólo existiera su imagen. Por eso para uno mismo una imagen puede ser buenísima y no decir nada al espectador que no la ha vivido. Por eso a la hora de practicar la crítica fotográfica es primordial conocer la época y todo lo que rodea una fotografía. Tournier, Michel en “El crepúsculo de las máscaras” nos presenta la obra de sus amigos fotógrafos y en ocasiones no habla de la obra realizada por éstos. Nos habla de la época, de su profesión, de su visión del mundo, de su ideología,…
    Y es necesario leer, pues sin esa lectura casi todas las fotos (por ej. en flickr) parecen iguales, vacias, repetidas. Por ejemplo, puedes ver miles de fotos de Yosemite pero ninguna como las de Ansel Adams. Puedes utilizar los equipos y programas que quieras. Son encantadoras, visulalmente hablando, y nos muestran lugares, animales y cosas maravillosas y bellas, peo no transmiten mucho para un expectador ajeno a la escena.
    Si el cómo se convierte en el qué, como muy bien dices, esa fotografía que ilustra este post raya lo absoluto.