logo

La ensenada Habitada del Libro de Arena

Conozco un relato en el que un vendedor de biblias le ofrece un libro infinito que él, Borges, compra por el precio de una pensión (la suya de ese mes) y una versión de la biblia escrita en caracteres góticos.

El vendedor, para describirle el poder del libro, le dice que es “infinito”, como la arena:

Lo adquirí —dijo el vendedor— en un pueblo de la llanura, a cambio de unas rupias y de la Biblia. Su poseedor no sabía leer. Sospecho que en el Libro de los Libros vio un amuleto. Era de la casta mas baja; la gente no podía pisar su sombra, sin contaminación. Me dijo que su libro se llamaba el Libro de Arena, porque ni el libro ni la arena tienen ni principio ni fin.
Me pidió que buscara la primera página…

Este lugar, este antiguo embarcadero, era como el Libro de Arena; era Infinito.
La fotografía, una fotografía, al igual que el Libro de Arena, es infinita: No podemos encontrar nunca la primera página ni la última, y su hojas están numeradas aleatoriamente.
Además, si señalamos una página en concreto para volver a ella después (intentamos guardar una mirada), cuando tratamos de recuperarla ya no está en el mismo lugar…o ni tan siquiera aparece.

La fotografía, una fotografía, quizá sea un Libro de Arena, …un libro infinito.

  1. Luis M.

    En “La Biblioteca de Babel” cuenta Borges que la biblioteca existe desde la eternidad y eso significa que los bibliotecarios pueden ser obra de un demiurgo o del azar.
    Si la fotografía es un instante, la suma de todos es infinita. Si la fotografía es infinita, ¿de quién son obra los fotógrafos?…

  2. Joseba

    ¿Los fotógrafos somos solo como pequeñas “sombritas” del azar entonces…?

  3. elcuartoscuro

    Excelente blog, excelentes notas, saludos

  4. emiliohm

    Y de infinita belleza la imagen. Un abrazo

  5. Albert

    Convertir en imagen un relato, destilarlo hasta su esencia y embotellarlo para que de él beban quienes miran y comparten.
    La arena escapará entre los dedos y seguirá siendo arena, como seguirá siendo hermosa la imagen que nos muestras.

    Un abrazo

  6. Joseba

    Es sorprendente comprobar cómo “ventanas enormes” que abren escritores, poetas, pintores, … se despliegan también en fotografía con enormes potenciales. Beber de ellos es Aprender con una “A” enorme…eso intento.

    Con Borges la invitación es tan inevitable como placentera para mí…
    ¡Una gozada tremenda este hombre!

    Nina, Emilio, Albert, gracias por pasaros por casa.
    Saludos a los tres.

  7. toni.b

    Vuelvo a la ciudad despues de pasar unos dias apartado en Menorca y los temas que me traigo en la cámara me llevan a su vez a tu blog y tus fotos.

    Un saludo.

  8. Joseba

    Me alegro de tener noticias tuyas, Toni. Mas sabiendo que traes la maleta llena esa isla mágica que tanto me gusta.

    Seguiré tu trabajo en tu blog (como siempre). Seguro que nos obsequiarás con perlas cojonudas allí.

    Un abrazo.