logo

Ilusio faltsurizko hondartza: el espejo

Es curioso que los fotógrafos podamos contemplar por nuestro ocular lo que sucede antes y después de la fotografía, pero nunca lo que ocurre DURANTE la fotografía; en la mayoría de las cámaras el espejo nos impide ver lo que fotografiamos en su “abatimiento”.
Es curioso que sea precisamente este mecanismo el que nos ciegue durante la toma:

Intentamos apropiarnos de algo confiando en que persista durante nuestra leve “ausencia” en realidad. Es en ese momento justo –de ausencia– donde volcamos nuestra ilusión.

  1. Pingback: A Tuca