logo

Flusser y “La noche de los paraguas cerrados”

    Vilém Flusser –Praga 1920– Catedrático de Filosofía de la Comunicación en la Universidad de Sao Paulo, en su conocido ensayo “Für eine Philosophie der Fotografie” “Una Filosofía de la Fotografía” Ed. 1983, plantea perspectivas absolutamente novedosas, aún hoy, para abordar una crítica profunda del Acto Fotográfico.
Entresaco algunos párrafos de este conjunto de artículos que, a mi juicio, son claves en sus propuestas de análisis.

“La filosofía de la fotografía es necesaria para elevar la práctica fotográfica a la conciencia; y esto es importante porque dicha práctica ofrece un modelo para la libertad en el contexto postindustrial en general.”

[…]
La cuestión que la crítica de la fotografía ha de plantear a la fotografía es, por tanto, la siguiente:
¿Hasta qué punto el fotógrafo ha conseguido someter al programa de la cámara y gracias a qué método? Y, a la inversa: ¿en qué medida la cámara ha conseguido desviar la intención del fotógrafo a favor del programa de la cámara y gracias a qué método?
Por motivos que quedan aún por analizar, aún no se ha visto ninguna crítica de la fotografía con este enfoque. […]

La cámara cifra los conceptos con los que fue programada en imágenes a fin de programar a la sociedad para un comportamiento de respuesta favorable al continuo perfeccionamiento de los aparatos. […]

[…] Percibidas con esta falta de crítica, cumplen perfectamente su misión: programar el comportamiento de la sociedad mágicamente en beneficio de los aparatos.

En Flusser:
Aparato: un juguete que simula el pensamiento.
Programa: juego de combinación con elementos claros y distintos.

  1. emiliohm

    Es uno de los mejores libros que he leido sobre fotografía. Una gran crítica al poder que ha tenido la cámara como máquina sobre el hombre o fotógrafo.
    Un abrazo

  2. Joseba

    Emiliohm, he podido ver cómo tu también dejas espacio en tu sitio a esta obra tan poco difundida y, como bien dices, uno de los mejores ensayos sobre el tema.

    Además, como a toda obra fundamental corresponde, a cada paso, mas actual.

    Un fuerte abrazo, compañero.